Si continuas navegando, aceptas el uso de cookies. más información

El uso de cookies en esta web están activados para conseguir una mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando aceptarás el uso de cookies.

Cerrar

Pasaron cositas

  • , en La columna de Golden

    Así empecé la tarde ayer hablando con mis compañeros, y es que la tarde prometía bien y tenía el presentimiento de que algo iba a pasar, iba crecido.

    Empecemos por el primero. P-A-R-T-I-D-A-Z-O con mayúsculas entre Sharks  Dolphins y Almayrit. Papá y Mamá peleándose y uno de los hijos esperando. Y así fue hasta que papá se enfadó y ganó el partido, Mamá se quedó a 0 y el hijo consiguió dos periodos en la discusión. Lo más gracioso de todo esto es que los argumentos que presentó el hijo en la discusión fueron mejores que los de Papá y Mamá.

    Paralelismos aparte,  Al Mayrit no pudo o no supo sacar tajada de este partidazo del que salió magullado sin merecerlo, con un gran César que no fue suficiente para rascar nada. Lo cierto es que mereció más pero el kinball es así.

    En cuanto a Papá… es un poco como si Usain Bolt ganara las carreras haciendo tropezar a sus contrincantes, ganará igual pero no lo necesita porque es el mejor, y el mejor simplemente corriendo aplasta. La diferencia es que esto es ilegal y lo de ayer no… Lo que significa que no es ni rastrero ni sucio, aunque si innecesario. Hay que hablar en la pista y Sharks ayer lo hizo, ganando un partido difícil y bonito a partes iguales.

    A nivel arbitral poco que hablar…  A seguir mejorando.

    Del segundo partido se podrían escribir rios de tinta. Resultado muy abultado para Boquerones en el que Castilla y Dolphins mereció más pero, ¡ay amigo! cuando la conexión manchega se pone el mono de trabajo hay poco que hacer; y es que ayer Boquerones en ataque no tuvieron rival y los dos equipos madrileños poco pudieron hacer frente a los cañones de Rober y Dani. Mención especial a Vanesa que ella sola ganó el 4º periodo metiendo todo lo que tiraba.

    En defensa tanto Castilla como Dolphins se obcecaron en atacar al bloqueador boquerón y no vieron el resto del campo. Dicen que muchas veces el árbol no nos deja ver el bosque. Los boquerones supieron aprovechar esto con buenas defensas y ataques seguros y potentes y pasó lo que pasó. 5-0-0 y a casa. La semana pasada los boquerones se comieron a los tiburones y esta a los delfines.

    A nivel arbitral poco que comentar también. Patri y Pedro a pesar de su corta experiencia estuvieron impecables. Salvo alguna cosa como siempre. Seguid así chicos.

     

    Y hasta aquí la 6ª jornada. Esta es mi opinión y si no te gusta, tengo más.

    Por .

Twitter

Galería Flickr

COKE 2017
Licencia Creative Commons
Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.